Este martes: un mar de alturas

9 de febrero de 2008

La genial bandada de insomnes amantes de la poesía tenemos, este martes 12 de febrero, una invitación de altura.

Se trata de la presentación de un nuevo número de una singular revista chileno-boliviana cuyo nombre es “Mar con Soroche”*, publicación que incluye diversos textos de autores de ambas nacionalidades. La velada contará, además, con la sumamente disfrutable (y comprable) propuesta musical de nuestro queridísimo Animal de Ciudad.

Dicho evento se desarrollará a partir de las 18:30 horas en instalaciones del Museo de Arte (Sucre esquina Potosí).


Obviamente, nos vemos allá.

* Mi ya superado soplo cardiaco me autoriza a afirmar que la palabra nativa (o castellano andino que le dicen) con la que designamos al “mal de altura” se escribe sorojche, sí, con j. Sin embargo, ni mi Panhispánico de dudas ni mi veterano Lexus Enciclopédico sirvieron para dilucidar el caso, por lo que les sugerimos a los editores del país que nos aporten un novísimo Diccionario Contemporáneo de Bolivianismos.

Por otro lado, este toborochi citadino no quiere quedar indiferente a tan extraordinaria ocasión y por eso comete el atrevimiento de publicar una carta parida en el ombligo de enero de este año.

Carta a un poeta chileno

Después de saludarlo muy atentamente

y apelando a su gran corazón
y su reconocido buen carácter
tengo a bien escribirle esta imposible carta.

En ella quiero contarle

que últimamente he notado a mi gente
sospechosamente triste
diríase que hasta decepcionada, sin ánimos, gris, vacía.
E incluso yo
que a veces me he reído hasta asustar a los perros de los vecinos
ando últimamente encorvado
y hasta –me averguenza decirlo-
un poco agresivo.

Es por eso que
apelando a su consabida sensibilidad
y elocuente verbo
le pido a usted
-encarecidamente-
que interceda ante la autoridad competente
para que le diga, con su aceitado lirismo
que mi gente y yo amanecemos tiesos de saudade
dolidos de la memoria

y jodidos del alma
por una simple y llana razón:
nos falta el mar.

P.D. Estimado colega: póngase usted 129 segundos en nuestro lugar.


Santa Cruz de la Sierra, 11 de enero de 2008



4 comentarios:

RONALDO dijo...

... ojalá tenga un impacto importante en lo diplomático querido Toborochi. Mintras tanto tendremos que parchar la tristeza...

Toborochi dijo...

Ronaldo:

Con canciones como las suyas, mi querido oligarca. A propósito, acábeseme de ocurrir una canción cuyo título bien podría ser "La balada del oligarca insomne y la masista presumida". ¿Se anima, compañero? "El no apellidaba Capuleto y ella no era una Montesco, pero ¡ay! espectáculo dantesco, antes y ahora hay amores que no pueden ni nacer".

Abrazo centrosférico.

La Vero Vero dijo...

Bien lindo va a estar esta noche...Mucha mierda, para los cantores (para el animal) y los lectores/escritores (mi compadrito Montellano).

Abrazos con cielo/sin gaviotas.

Toborochi dijo...

La vero vero:

Sí, estuvo muy bien. Y es que la fresca noche cruceña, la música de Ronaldo y la poesía se llevan bien, muy bien.

Un abrazo.