Buenas noticias

21 de octubre de 2008

“La vida es como una caja de bombones…” -solía repetir ese auténtico sabio solar llamado Forrest Gump- “… y nunca sabes de cuál te va tocar”, podríamos complementar.

Es por eso que al evaluar este 2008, en mi caja de bombones no hay ni una sola opción amarga. Todo ha sido para bien: los ojos extraños que a veces me miran con amor, la yesquera congénita, el campeonato ganado en la Nur, la partida de algunos imprescindibles… “Todo es para bien”, me digo, y, a fuerza de repetirlo, lo he empezado a creer.

Últimamente, por ejemplo, el arte se ha constituido en una generosa fuente de momentos indelebles. Hoy quiero compartir un par de ellos.

Ya soy canción


Recuerdo que Mariana, parida desde esa inagotable cantera de gemas que es Silvio Rodríguez “quería ser canción”. Y yo, ese chico huraño que fui, ese futbolista-lector con tristezas más propias de un anciano que de un infante, gracias a mi querido amigo Eduardo Quiller (foto de archivo) “me he convertido en canción”.

Sucede que este artista -injusta y naturalmente desconocido- sacó un CD altamente recomendable en el que incluye mi “celebérrimo” (ja, ja, ja, ¡yeah!) “Turismo de vos” (rebautizado allí como “Quizás”) en ritmo de balada-rock que ha gustado y escandalizado gratamente a muchas personas (lo de "y mi lengua lúbrica besando tus labios menores...", produce cada taquicardia...).

Ya antes, otros queridos habían musicalizado textos míos (o fragmentos de ellos), en orden cronológico: Gustavo Rivero, Verty Bracamonte y Animal de Ciudad pero, el pertenecer a un disco compacto –o, como decimos en Vallegrande, a un Compact Disc- ¡es otra cosa!

Además, otro motivo de orgullo es que estoy dentro de una producción con la que ideológicamente sintonizo, y es que compartir la redondez de un disco con canciones como: “Zamba Canuta”, “Power People”, “Ese niño”, “Barrios”, “Dibi-Dibi” y “Sexi-Sexi”, entre otras, es un lujo del que me siento legítimamente orgulloso. ¡Qué otra cosa, sino, se podría esperar de un álbum que titula: “No te entiendo pero podemos conversar”!

El CD cuesta 20 bolivianos. Prometo dos cosas: averiguar dónde es adquirible e intentar subir la canción en cuestión.


Tengo una que otra alegría más por contar pero, no me gusta causar envidias colectivas (ja, ja, ja, jo). Adiós, me voy “auto-tarareándome”.

9 comentarios:

Masaco dijo...

Fue una ejecución brillante por parte de Eduardo Quiller, la letra fue escandalosamente mágica y exquisita.

Estaré atento de otro aporte literario del autor en alguna otra canción.

Saludos, Masaco

La MaJo dijo...

puki de Limon!!!!!!!
estoy totalmente enojada...nunk nunk me lees!
seria bueno no?
ya q formaste parte de lo q soy en algun momento no??
debe ser lo mas cool q otros artistas utilizen un pokito lo q eres para mostrarse mas al mundo:D
y me fascina tb tu habilidad para acordarte de mi pueblo hermoso todo el tiempo "vallegrande"...
, vamos a ver cuando escucho tus letras... a q ritmo sera no?
bueno saludos!
MaJo

ERICK dijo...

Tararee mais fuerte por favor .. jeje

Mis oídos estaran atentos, y claro la info para comprar el CD también.

Saludos estimado Puky

flacazul dijo...

yei... qué bien queriu puky!

esperamos entonces los detalles del compact disc (mieeechi, ustedes de vallegrande de veritas que suenan re modernos)...

un abrazo.

pd: ah! ya tengo tu libro (devuélvaselo, diría algún les luthiers); cuando nos encontremos de nuevo tendrás que poner tu huella digital.

Javier Sandoval A. dijo...

Nada mejor que ver tus letras musicalizadas, verdad?.
Y bueno...personalmente este ha sido un año "pal culo", viejo. Lo interesante parece que se viene al final: ya me adelantaron los regalos de mi cumpleaños No. 31: mucha música, mucha literatura y una señoriat que es "mucha cosa", jejejeje.
Un abrazo, compañero y ya escucharemos esas canciones.

Edson H. dijo...

Ya quiero oir esa canción y pasarla por la radio!!!
Me avisas?
Gracias. Un abrazo.

Toborochi dijo...

Masaco:

Coincido con vos. Quizás se podría hacer un CD conjunto entre cantautores y poetas para mostrar lo bien que se pueden llevar ambas artes. Mmmmm...

La Majo:

¡Qué lindo verte en el Biocentro Guembé! En lo personal, quedé fascinado. Ese lugar es mágico, che.

Como te comenté, tenés que habilitar la opción que nos permita -sin restricciones ni requisitos- dejar comentarios en tu blog patafísico.

Un abrazote vallegrandino.

Erick:

En eso ando, en eso ando... Cuando llegue el Animal le pediré que me enseñe a "subir" la canción.

Mientras tanto, va un gran abrazo.

Toborochi dijo...

Flacazul:

Che, ¡devolvémelo! (ja, ja, ja, ja), Les Luthiers, ¡qué nivel!

Ahora opínemelo sin anestesia, igualingo le voy a estampar mi pulgar derecho.

Un abrazo, fue lindo el re-encontrate.

Javier Sandóval A.:

Mee alegro, che. Ellas (doña música, doña literatura y la tercera también) son exactamente la compañía que precisamos para no sucumbir ante el gran absurdo que a veces es ser alguien.

Eso sí, cuídese de las actrices.

Nos escuchamos en Actitud o Aktitud, supongo. Un gran abrazo.

Edson H.:

Creo que ya es hora de que me invites a tu imprescindible espacio radial, ¿no? Ponemos algunas canciones del Quiller ése, falamos de literatura y otra hierbas buenas, reímos con la Luna lunática, en fin.

Creo que la Senseve y yo tenemos cosas para contar de La Paz y Cochabamba. Un gran abrazo.

Javier Sandoval A. dijo...

Jajajajajajaja. No se preocupe, Señor Don Puky...que en mis años mozos también fui actor. Jejeje