La necedad... 2

6 de octubre de 2008

A continuación reproduzco, como eco y continuidad de mi anterior post, uno de los breves textos que configuran el libro “Espejos”, la más reciente provocación de mi dilectísimo Eduardo Galeano.

Valga la oportunidad para incitar al delito de leerlo porque –ya se sabe- todo lo que provenga de este montevideano constituye una gozosa invitación a ejercer nuestro terrible derecho de pensar…

Peligro en el camino

Alrededores de Sevilla, invierno de 1936: se acercan las elecciones españolas.
Anda un señor recorriendo sus tierras, cuando un andrajoso se le cruza en el camino.
Sin bajarse del caballo, el señor lo llama y le pone en la mano una moneda y una lista electoral.
El hombre deja caer las dos, la moneda y la lista, y dándole la espalda dice:

- En mi hambre, mando yo.

9 comentarios:

El defensor del derecho al delírio dijo...

Para confesarlo: leí el libro hace como cuatro meses y hasta el momento, no he encontrado algo me haga reflexionar un poco como lo hizo aquel libro.

¡Salud! por el maestro y gracias por recordárnoslo.

Anónimo dijo...

Si puej!!!
Sería ideal que todos fuéramos como ese andrajoso.
Pero a la hora de la verdad? ...

La MaJo dijo...

querido profe puki... aki visitandolo,:D!
lo maximo de galeano es q siempre nos acerca y nos explica cosas q son tan comunes pero q siempre obviamos(asi se escribe no?)
bueno, muchas buenas vibras...y de corazon un saludo gigante!
majo

Luna dijo...

QUE RESPUESTON!!!!

ERICK dijo...

Puky !

Un gusto conocerlo en la llajta... Me urge su libro, me dejó picao, lo felicito por escrito.

De Galeano recuerdo sus abrazos, esa dignidad del "andrajoso" no hay que perderla ni olvidarla intencionalmente en algún lugar.

Un abrazo...

Toborochi dijo...

Defensor:

Es la primera vez que estoy leyendo un libro ¡dos veces seguidas! (Algo así como un "dos al hilo"... ¡y sin sacarla!).

Propongo una tomada de cupuazú o acerola.

Anónimo:

Quizás siempre es la hora de la verdad...

La Majo:

Sí, así se escribe. Y sí, ése es uno de los talentos de Galeano: hacer accesible lo "lejano".

Un abrazote.

Toborochi dijo...

Luna:

... (sobran las palabras).

Un abrazo creciente.

Erick:

El gusto fue mío. Leélo y me comentás.

Un abrazo, porque "en mis afectos mando yo".

hermany dijo...

Galeano sabe donde disparar y como hacerlo definitivamente un genio...

Toborochi dijo...

Hermany:

Absolutamente...