Postales de la FIL

11 de junio de 2009

La recientemente finalizada décima versión de la Feria Internacional del Libro (FIL) dejó varias imágenes inolvidables.

Entre ellas:

La cola para entrar. El domingo, a eso de las seis de la tarde, cuando llegué a la Feria con Danáe, mi cuñadito y la de los ojos extraños, una larga y sorprendente cantidad de personas hacían cola para entrar… ¡¡¡A LA FERIA DEL LIBRO!!! No a ver tetas ni traseros, sino libros. Bien por la ciudad de los anillos.


El baile de los escritores Gustavo Cárdenas y Blanca Elena Paz. Sucedió en el marco de la “Noche de autores” del Grupo Editorial La Hoguera. Mientras el saxo y la flauta traversa de dos de los integrantes de Jaque Mate nos hacían alucinar con melodías increíbles (Niña camba, O que será y My heart will go on, entre otras), los escritores arriba mencionados –con un feeling que no se les sospechaba (por lo menos yo no)- danzaron para nosotros. Se vieron bellos.

Esta vez fui invitado a presentar tres libros: Niña camba de Adolfo Mier Rivas, …y tu nalga también de Edson hurtado y El exilio voluntario de Claudio Ferrufino-Coqueignot (novela ganadora del Premio Casa de las Américas 2009). Supe resolver estos desafíos con precisión, naturalidad y solvencia, creo que me estoy convirtiendo en un buen lector, ya me doy cuenta de algunas cosas… Además me pagaron (bien) por hacerlo.

La novela El exilio voluntario. Claudio Ferrufino-Coqueugniot ha escrito una novela que el inefable crítico postmodernista, el vallegrandino Alexander von Comatirendi Peña (sin lugar a dudas la voz más calificada del entorno de críticos literarios latinoamericanos) calificaría como: “de la puta madre”. Su vértigo narrativo es notable. La prosa fluye como un río que te arrastra para evidente placer tuyo. El personaje no se hace quilombos ético-existenciales, trabaja, come, bebe y coge que da gusto. Con ella comprendí que un narrador debe solucionar únicamente dos cosas: qué decir y cómo decirlo. Recomendable al ciento por ciento. Además, al autor le encantó la presentación que hice de ella. O sea, estamos bien.

Poesiacá. Fue un lindo experimento que reunió a once poetas, los que –en un espacio premeditamente caótico- leyeron sus textos. Hubieron velas y armónica. Pablo Osorio lee realmente bien. Yo me descubrí bastante clásico, poco histriónico. Resumiendo, que “mi mejor época del año, mi carnaval personal” volvió a ser una fiesta íntima y grupal en la que –poquito a poco- estamos construyendo una ciudad que merece darse el regalo decisivo: los libros.


Sobrevolando el Vaginario en la FIL. A sillas llenas (con espectadores parados, incluso) arrancó nuestro más reciente “sobrevuelo”. Volvió a suceder el arte: gente que lo disfrutó, gente que lo amó, gente que se salió, gente que se incomodó, gente que se acercó… Entre ellas, una jovencita pelirroja embarazada que, mientras le escribía la dedicatoria en su ejemplar de mi libro, quiso decirme cosas y no pudo. Estaba visiblemente conmovida.

Sobrevolando el Vaginario (2). En cierto momento del (¿show?), vi y también miré a mis dos amigos/cómplices/compañeros y –de golpe- supe lo mucho que, en el futuro, iba a extrañar eso de estar juntos –plenos y felices- subidos sobre un escenario diciendo lo nuestro. Fue como una saudade, pero al revés.






5 comentarios:

Ramiro Valda dijo...

Estas son las cosas que hacen que me sienta orgulloso de mi país... de mis compatriotas... de que vea una luz al final del túnel... actitudes y acciones como esa construyen a la Bolivia que queremos.
Desde La Paz un abrazo y felicidades !!!

RONALDO dijo...

Bro, el sobrevuelo de la X FIL SCZ fue uno de los más emotivos que recordaré. Yo trabajé a puro feeling (sin guión... no lo notaste ¿no?). En el momento en que leías 'el otro terrorismo' hice un overview por la sala y reconocí a una cara familiar (y no necesariamente querida) a quien había visto en las pantallas de Unitel y que, en otro momento, me hizo renegar detrás de su posición de jefe. Lo ví incómodo, interpelado, ridiculizado... ¡ah! el dulce sabor de la venganza. Felicidades hermano. Sigamos, que falta más por caminar y no quiero que el sol se nos vaya sin que lleguemos donde queremos llegar.

ERICK dijo...

Quedé sorprendido por la cantidad de gente que atrajo la Feria, y mucho más cuando al llegar pude revivir el Sobrevuelo.
Qué buen show !!

Espero pronto el DVD... felicidades Puky, sos un groso de las letras.

Toborochi dijo...

Ramiro Valda:

Cierto. A pesar de las negras nubes y los eternos agoreros de la desdicha, en la patria están sucediendo cosas que nos alientan a seguir militando en la esperanza de mejores días.

Gracias por la visita.

Ronaldo:

Me tenés que contar el overview con detalles. Y, ¡caramba, es cierto!, el arte puede ser la venganza de los pocos contra los imbéciles.

Reunámonos para decidir rumbos, pasos, pascanas, destinos...

Un abrazo (de los que usté se merece).

Erick:

Nuevamente muchas gracias por tan buen feeling con nosotros.

Aprovecho para felicitarte las cuerdas y esas increíbles segundas que te oí.

Vas a ser el primero en sobrevolar por DVD. Un abrazo.

paladino de rurre dijo...

anímate a contarnos más sobre la feria a los que no tuvimos la oportunidad de asistir, por cualquier causa. me alegro por tu alegría y por lo que cuentas de la fil, sin embargo: contanos más cosas del evento de las letras y las emociones. un abrazo