Buenos Aires: Toma Final

24 de diciembre de 2007

Es bueno viajar y también es bueno regresar. Sé que con cada viaje crezco, me expando, aprendo, cotejo, como se dice por ahí: “viajando es que se acaban los prejuicios”.

Buenos Aires, entre otras cosas, posee la magia de sus habitantes. Para mí, por ejemplo, fue importantísimo conocer el Parque Lezama, porque allí transcurren episodios importantes de la inadjetivable novela Sobre héroes y tumbas, de mi dilecto Ernesto Sábato.

Además, claro, por esa ciudad transitaron Borges y Cortázar, Charly y Fito, etcétera.

Ya para el resumen me quedan las siguientes impresiones:

  • Los argentinos se sienten orgullosos de ser argentinos. Tienen buenos y diversos motivos. A nosotros –lamentablemente- nos cuesta más enarbolar nuestra “bolivianitud”.
  • Los noté dispuestos a mejorar, a "rajarse el culo" por llegar a tener días mejores. En nosotros veo mucho conformismo, mucho “así nomás”.
  • Me pareció que su ciudad –es decir, sus autoridades- se preocupaban por ellos. En infraestructura vial, cultural, deportiva y, siento que, a nosotros, nuestras ciudades nos tienen abandonados.
  • En lo lingüístico, he decidido abandonar el uso frecuente del diminutivo, ejemplos: “me invita un vasito de agua”, “un favorcito”, “disculpe, ¿tiene llajuita?, etceterita. Se me antoja que es uno de los síntomas de nuestra baja autoestimita...

Resumiendo, Buenos Aires o cualquier paraje del mundo tienen valiosas lecciones para darnos. Conocer otros lugares es un privilegio que expande el tamaño de nuestra alma, si estamos atentos, claro. Finalmente, y parafraseando a un estupendo slogan de autos, yo voy a seguir viajando: “porque hay lugares que todavía no me conocen”.

9 comentarios:

ronaldo dijo...

Viajar nos enriquece mucho. Es bueno caer en cuenta que hay mundos por aprender. Gracias por compartirlo querido.

Anónimo dijo...

Ronaldo:

Si hasta un vegetal y un animal lo comprenden... habrá, pues, que difundir la buena nueva.

Un abrazango, sos uno de los imprescindibles.

El defensor del derecho al delírio dijo...

Viajar... siempre es ..... ¿una palabra para describir viajar?.... es.... viajar.
abrazos totales

flacazul dijo...

qué lindo el resumen!
todo, las tres partes.

de acuerdo con lo que dices.

me quedo con el 'porque hay lugares que todavía no me conocen'.

eso ya lo dijo.

un super abrazo.

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Para qué que fue agradable ponerme al día con tan envidiable viaje.

Y sí, eso del diminutivo es casi un TIC. Habrá que hacer el ejercicio de tratar de hablar como si fuéramos parientes de los dioses y decir: "invíteme un vaso de agua" o "páseme la llajwa" y qué se yo, ensayar con voz firme y actitud sobradora. Por último, si no queremos comer nada diremos "no gracias, no tengo apeto" punto, nada de diminutivos.

Un abrazote mi querido Puki, que las experiencias maravillosas del 2007 se repitan doblemente!

boris miranda dijo...

Qué más queda po decir. Que el año que viene sigamos conociendo paisano. Pero acordate que siempre se vuelve a las primeras querencias.
Muchas felicidades vallegrandino, el 2 de febrero me buscas en el mogote.

Toborochi dijo...

El defensor:

Sí, a veces se nos acaban las palabras... ¡A viajar entonces!

Flacazul:

Gracias por frecuentar esta sombra que intenta ser buena.

Te reenvío el superabrazo.

Toborochi dijo...

Capsulita:

Tus frecuentes visititas siempre son bienvenidas. Que Diosito te dé un año lleno de encantadores momentitos.

¡Si de caricaturas se tratara...!

Ahora en serio. Que el 2008 sea generoso con vos y con los que nos has enseñado a querer. Un enorme abrazo.

P.D. Nada raro que nos "topemos" pronto en la ínclita.


Boris Miranda:

Va a ser un gusto el re-descubrir Vallegrande junto a vos. Mañana mismo le pregunto a mi Abue qué diablos es el "mogote".

Pao dijo...

Sobre héroes y tumbas...qué buen libro!!!