El llanto del cocodrilo

5 de enero de 2008

Este es el primer texto que "reciclo" del anterior Toborochi. Un excelente comentario de nuestro amigo Tuntej acerca del show montado en Unicruel por la salida de su Maquiavelo institucional me ha convencido de hacerlo.

Ahora creo que el título alternativo de este poema bien podría ser: "No llorés, Pomacusi".

El otro terrorismo

Ella y él
cruzan la puerta de vidrio
casi simultáneamente.

Él se lleva la mano a la cabeza
se acomoda el jopo y sonríe
ella camina feliz, intacta y segura.
Sabe que es hermosa.

Él es un buen tipo:
abraza a sus hijos
saluda a los vecinos
juega con el perro
toca en la guitarra más de una canción de Silvio Rodríguez
y… ¡hasta ama a su mujer!

Ella
por su parte
posee buen gusto
es una esforzada mamá
leyó todingo Paulo Coelho
asiste puntual al templo cada fin de semana
y cocina unos tallarines
francamente i-nol-vi-da-bles.

Mas cuando ambos toman
su respectivo asiento
se acaba la ilusión.
Se van a la mismísima punta de un cuerno
sus suaves ademanes
su esmerada educación cristiana
los sabios consejos de la Abuela
y el pedacito de Dios que
-según dicen por ahí-
cada uno de nosotros
lleva inexorablemente adentro.

Porque cuando ambos se sientan
y las luces se encienden
el mundo entero termina por apagarse
y hasta la primavera (esa invencible)
languidece.

Segundos más tarde
justo en la sacrosanta hora del almuerzo
ambos me miran con gesto largamente ensayado
en el preciso instante
en el que arrojan estiércol
en las casas de mi maravillosa ciudad
cuando uno de ellos
(casi siempre él)
anuncia serio y convencido:
“Esto es Telepaís.
De todo y para todos.
Imperdible de principio a fin”.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Está muy bien. Felicidades. Auqneu yo le pondría de título. "El Día Más Feliz del Periodismo"

El defensor del derecho al delírio dijo...

Todos hablan de él... ¿será o habrá sido tan importante como para que le prestemos tanta atención?
Sho ví y escuché, cuando Tuffí nos confesó a todos los televidentes que consultaba con él para tomar sus decisiones... ucha... y dijo que lo admiraba y respetaba mucho.
Puede que despues de todas, hubiera hecho algo bueno, o sino bueno, algo importante.
Un abrazo.

Nota: a mí también me emputa la escuela Pomacusiana, pero buej, ahora es nuestra oportunidad de crear una nueva.

Alejandro Apodaca dijo...

Aunq creo q tienes la razon en la tv basura, fuimos nosotros los unicos culpables de criar ese monstruo, esta en nuestras manos de q el proximo sea sofocado(segun escuche piensa abrir su canal).
Feliz año a todos (mas vale tarde...)

MaríaEscándalo dijo...

Muy bueno!!

Feliz 2008 me dio gusto verte en el cumple de Verty!! :)

Abrazos

hermany dijo...

Jajaja simplemente genial, cuando lo oí por primera vez fue en Pekos a compas de un vino...que combinación...

Anónimo dijo...

Yo tambien creo que fue el dia mas feliz del periodismo , espero que ahora mejore el canal, eso seguro, ya no estara tan contaminado.