Cerrando el año...

27 de diciembre de 2009

Alguna vez leí que “los amantes felices, así como los pueblos felices, no tienen historia”, debe ser por eso el silencio y la mudez de este Toborochi. Pero ahora que he vuelto a ser impar, deduzco que lo visitaré más a menudo.

Valga pues este manojo de párrafos como resumen de un año más que se va, que se fue.

1. Lindo estar vivo. Y tener salud y algo de dinero y, a veces, hasta algo de amor. Trabajé en lo que me gusta: soy catedrático y redactor de una revista, entrevisté a Jessica Jordan, tuve un buen aguinaldo, así que por ese lado concluimos bien.
2. Los libros. Siguen siendo mi refugio, mi oráculo y mi mejor compañía. También disfruto de los escritores y, últimamente, de los lectores. Tengo un libro en estado fetal, enero será propicio para pulirlo, alimentarlo, acariciarlo, hacerlo crecer... Este deberá ser una criatura sana, completa, acorde a la altura de los tiempos. Prometo esforzarme. Si los dioses me han obsequiado esta bendita maldición que es ser poeta, ¿quién soy yo para rechazar este vino insensato y bueno?
3. Traslado. No puede ser que tenga 39 años, crea en la autonomía… y siga viviendo en casa de mi tía Charo. Es cómodo, pero no, NO está bien. Este aspecto es muy decidor de mí. Sé que me hará bien el ir a encontrarme en otro domicilio.
4. Vida interior. Confirmo que ahí está el trabajo más importante, el verdadero. Hacerse simple, sano, sobrio, elegante. Honrar el Ahora. Dejar de vivir desde la mutilada y carente personalidad y empezar a hacerlo desde el Ser. Asignatura imperiosa (y altamente probable, ya que como decía don Franz Tamayo, ya solo resta “osar”).
5. Amigos (se lo escribo para ustedes pero también, y mucho, para mí mismo): ¡Salud! ¡Que viva la Vida!

15 comentarios:

Vania B. dijo...

Salud! querido Toborochi, salud por la vida, por los amigos, por los libros y por la autonomía. Aunque de mes en cuando es bueno tener un poquito de tus letras en el ciberespacio. Un abrazo gigante y cariñoso.

Toborochi dijo...

Vania:

Otro para vos, querida.
Que nunca se te agoten tus bienvenidas cápsulas.
Gracias por el cariño.

paladino de rurre dijo...

qué bueno es saber que no estabas muerto, aunque no sé si de parranda, pero bien que volviste, un abrazo en estos dias

Anónimo dijo...

Querido Puky...que bueno encontrarte de nuevo a la sombra de tú Toborochi....y mejor aún saber que estas bien y el que paso fuen un buen año..que el venidero sea 100 veces mejor...

el gran deseo de tu amigo de siempre.

Piero

Anónimo dijo...

Que este año 2010 el toborochi no llegue impar a florecer en otoño, y además muy buen comienzo pensando en independizarse, eso es un paso gigante, tendras un cambio favorable en tu vida personal y profesional y te valoraras más como persona y obviamente te esforzaras por ser más grande de lo que sos, un besos de esta mujer que CAMINA A PASOS SEGUROS Y GIGANTES
DCP

Anónimo dijo...

DEPENDE DE VOS EL CAMBIO EN TU VIDA Y EN TU FUTURO DE NADIE MÁS EL QUE SE MENTALIZA POSITIVAMENTE LO LOGRA, TE LO DIGO PORQUE YO AMO A UNA PERSONA QUE ES GRANDE
DCP

buenaventuras dijo...

Querido Puky,
excelente balance, muy maduro. MI único comentario es: los pajaritos cantan bien bonito en el árbol frente a la casa de tu Tía Charo, pa mi que es por eso que no podés irte. Que este 2010 te traiga todo lo que esperás y, por supuesto, lo que no esperás, tan lindas que son las sorpresas!!
te quiero mucho, te mando una abrazo gigaaaaaaaaaaaaaante

Oscar dijo...

Paladino:

Un abrazo para vos, prometo frecuentarnos más seguido.

Piero:

Querido hermano de los tiempos irresponsables. Que tu año también esté plagado de buenas noticias.

DCP:

Gracias. ¿Y qué había sido pues, el amor?

Oscar dijo...

Buenaventuras:

Cuando leo algo tuyo, escucho tu inconfundible voz. Será duro dejar a los pajaritos... y eso que no conociste al tordo que fungió de despertador en diciembre... la primera vez me sorprendió, ahora lo extraño... siempre me pasa.

Que tu bebé sea un ciudadano pleno del tercer milenio.

Nico dijo...

A honrar la vida.

Oscar dijo...

Nico:

Amén.

Anónimo dijo...

EL AMOR ES LO MISMO QUE VOS DAS A OTROS ES UN REFLEJO QUERIDO, ESO ES EL AMOR

Oscar dijo...

Queridísima Anónima:

Creo que esta vez le achuntaste en el mismísimo centro del asunto. Bien, che.

Anónimo dijo...

besos ... y ame
como quieran que lo amen

Carla dijo...

Me gustó mucho su texto y, más aún, encontrar en el la palabra "impar" =)
¡¡Se lo extraña en clases!!